Wikichicos/La Tierra/Los océanos/Generalidades

Los océanos son las masas de agua que rodean las tierras emergidas. El agua de los océanos contiene sales, sobre todo sal común (cloruro sódico). Constituye el 97% de toda el agua del planeta, correspondiendo el 3% restante al agua dulce ( ríos, lagos y aguas subterráneas).

Los océanos de la Tierra

La profundidad de los océanos no es uniforme sino que varía dependiendo del relieve oceánico. La zona más profunda se encuentra en la fosa de las Marianas alcanzando los 11 034 m de profundidad.

Existen cinco océanos : Atlántico, Pacífico, Índico, Ártico y Antártico.

Características del agua de los acéanosEditar

  • La capa superficial del agua tiene una temperatura entre 12 °C a 30 °C, y llega hasta una profundidad variable según las zonas, de entre unas decenas de metros hasta los 50 ó 100 m. El agua se va enfriando según la profundidad hasta llegar a tener temperaturas de entre 5 °C y -1 °C. El agua está más caliente en las zonas ecuatoriales y más fría cerca de los polos. En los polos se congela cuando llega el invierno en una gran extensión, formando la banquisa. También está más caliente en verano y más fría en invierno en las zonas donde existen estas estaciones.
  • El agua de los océanos contiene una media de 36 gramos por litro de sales. Esto se expresa diciendo que la salinidad media de los océanos es del 36 por 1 000. Entre las sales disueltas, el cloruro de sodio (sal común) es la más abundante. En las costas de las lugares donde hace mucho calor y la evaporación es grande el hombre extrae la sal de las salinas, por ejemplo en el Mediterráneo. también tiene disueltas pequeñas cantidades de yodo, fósforo y cobre.

Movimientos del agua de los océanosEditar

Las olasEditar

 
Olas en el Pacífico

Son movimientos del agua originados por el viento al sacudir la superficie de las aguas. Las aguas se rizan y dan lugar a ondulaciones que van creciendo cada vez más y se propagan a grandes distancias según sea la intensidad del viento que las ha provocado.

Cuando los vientos soplan con mucha violencia se forman mareas de temporal. Estos vientos mueven el agua en una dirección y provocan que el nivel del mar suba en las costas llevando gran peligro a los habitantes de las costas bajas. En 1953 se produjo una de estas mareas y el nivel del Mar del Norte subió de uno a dos metros en las costas holandesas, causando graves daños.

Las corrientes marinasEditar

Son movimientos superficiales de las aguas de los océanos. Estas corrientes tienen muchas causas pero principalmente son debidas al movimiento de rotación terrestre (que actúa de manera distinta y hasta opuesta en el fondo del océano y en la superficie) y por los vientos constantes o planetarios, así como a la configuración de las costas y la ubicación de los continentes.

Según su temperatura las corrientes marinas pueden ser cálidas como las que parten de las aguas superficiales de los océanos que tiene su origen en la Zona Intertropical (cálida) y se dirigen, a partir de las costas orientales de los continentes (América del Norte y Asia) hacia las latitudes medias y altas, como por ejemplo la Corriente del Golfo o la de la Kuro-Shivo o Corriente del Japón; o frías, que se mueven a partir de las costas occidentales de los continentes por el ascenso de aguas frías de grandes profundidades. Ejemplos de corrientes frías: la de Canarias, la de Benguela, la de Humboldt o del Perú y la de Groenlandia o corriente del Labrador.

Estas corrientes frías pueden llevar a los icebergs procedentes de los hielos de los polos a latitudes muy bajas del noreste de los Estados Unidos y del Este de Canadá (latitudes similares a las de Francia y el Reino Unido.

MareasEditar

Las mareas son provocadas por la atracción gravitatoria que ejercen la Luna y el Sol sobre la Tierra. La atracción es mayor en la cara de la Tierra que está frente a la Luna, provocando una pleamar o marea alta. El Sol, por estar a una mayor distancia, produce un menor efecto que la Luna. Estas pueden llegar a ser causas de inundaciones en poblaciones costeras.

Los niveles entre la pleamar y la bajamar, varían según el lugar, desde menos de 1 metro en el mar Mediterráneo y el golfo de México, a 14,5 metros en la bahía de Fundy, en la costa oriental de Canadá.

El relieve de los océanosEditar

 
Mapa del sistema de dorsales oceánicas (amarillo-verde) en los océanos de la Tierra.

El fondo de los océanos es muy accidentado y no es liso como se creyó durante mucho tiempo. las exploraciones han revelado que existen cordilleras, mesetas y profundas depresiones.

Las plataformas continentalesEditar

 
Plataforma continental

Son vastas mesetas submarinas que se extienden desde los bordes de los continentes hasta profundidades aproximadas de 200 m y que terminan en un talud o pendiente que a veces llega a ser un profundo valle. Las plataformas continentales más notables son la del Noroeste de Europa que se extiende por el oeste de Escandinavia, el Mar del Norte, el Báltico y el Atlántico oriental, y la del Sudeste asiático que llega desde Corea a Java.

Las dorsalesEditar

 
Dorsal oceánica

Las dorsales son cordilleras submarinas formadas al ponerse en contacto el magma del interior de la Tierra con las aguas de los océanos. Por el centro del Atlántico corre una dorsal con forma de S, de unos 15 000 km de longitud, casi paralela a los continentes que da lugar a las islas Azores. El océano Índico también está recorrido por una dorsal de Norte a Sur y en el Pacífico también existen dorsales en dirección Noreste-Sureste; las islas Hawai están situadas sobre una de estas dorsales .

Las cubetas submarinasEditar

Son grandes extensiones del fondo marino situadas entre las plataformas continentales y las dorsales oceánicas. Con profundidades de entre 2 000 y 4 000 m. Ocupan la mayor parte del fondo marino. En el Atlántico existen a cada lado de la dorsal central. El Pacífico está dividido en varias cubetas muy extensas.

Las fosasEditar

Son entalladuras estrechas y muy profundas de los océanos, con una media de 7 000 a 8 000 m de profundidad, que pueden llegar a medir miles de kilómetros de largo. Se encuentran en el borde de los continentes o cerca de conjuntos de islas. La fosas de Las Marianas en el Pacífico tiene la mayor profundidad del planeta con más de 11 000 m bajo el nivel del mar. En el Atlántico la fosa más profunda se encuentra en las proximidades de la isla Puerto Rico.

FuentesEditar