Alimentación infantil/Atragantamiento

¿Qué es un atragantamiento?Editar

Un atragantamiento (asfixia o ahogamiento) se presenta cuando alguien no puede respirar debido a que un alimento, un juguete u otro objeto está obstruyendo las vías respiratorias (garganta o tráquea).

Si la obstrucción es completa se trata de una emergencia vital con riesgo de muerte en pocos minutos.


¿Cuáles son las causas?Editar

Por lo general, el atragantamiento en los niños es causado por la aspiración de un objeto pequeño que se ha llevado a la boca, como un botón, una moneda, un fragmento de un globo o de un juguete, una avellana, una aceituna, una palomita de maíz, etc.

Por lo general son circunstancias evitables: vea más adelante las recomendaciones de prevención.


Ir al comienzo

¿Cómo reconocer que estamos ante un atragantamiento?Editar

Los signos en estos casos son:[1]

  • Color azulado de la piel (o grisáceo o simplemente más oscuro).
  • Dificultad para respirar (las costillas y el pecho se retraen).
  • Pérdida del conocimiento si la obstrucción no se alivia.
  • Incapacidad para llorar o hacer mucho ruido.
  • Tos improductiva y débil.
  • Sonidos respiratorios suaves o chillones al inhalar.


Ir al comienzo

¿Qué hacer?Editar

 
¿Qué hacer ante un atragantamiento en un niño?

Recomendaciones generalesEditar

Mire la figura adjunta.

  • Si el niño tose o llora, simplemente anímele a seguir tosiendo ya que la propia tos (o el llanto) fuertes puede resolver la obstrucción.
  • No intente meter los dedos en la boca e intentar sacar el supuesto objeto que causa la obstrucción a menos que:
  • El niño esté inconsciente.
  • Y vea el objeto accesible en la boca.
  • Llame o pida a alguien que llame al 112.
  • La prevención es lo más importante (vea más adelante).

Actuación ante un niño con atragantamientoEditar

  • Recuerde: si el niño tose o llora, anímele a que siga haciéndolo con fuerza.
  • Si el niño no tose o la tos es inefectiva:
  • Si está consciente:
  1. Mirar en la boca y extraer el cuerpo extraño si está fácilmente accesible.
  2. Dar 5 golpes secos en la espalda (en la zona entre los omóplatos) con el talón de la mano.
  3. Después hacer 5 compresiones:
  • Lactantes: en el tórax, en la zona central sobre la parte inferior del esternón, justo por debajo de la línea que une ambos pezones.
  • Niño mayor: en abdomen, en la boca del estómago (maniobra de Heimlich).
  1. Repetir esta secuencia las veces que sea necesario
  • Si está inconsciente:
  1. Mirar en la boca y extraer el cuerpo extraño si está fácilmente accesible.
  2. Colocar el cuerpo en una superficie dura y boca-arriba.
  3. Abrir la vía aérea: esta es una maniobra sencilla pero que exige conocerla.
  4. Hacer 5 insuflaciones directas sobre la boca-nariz.
  5. Masaje cardiaco y ventilación (ritmo 15/2 o 30/2, o sea 15 o 30 compresiones cardiacas por cada 2 insuflaciones respiratorias a través de la boca o boca-nariz)).
  6. Cada 2 minutos mirar la boca y extraer el cuerpo extraño si está accesible, y después seguir en el punto 5.

¿Dónde leer más sobre esto?Editar


Ir al comienzo

PrevenciónEditar

Casi todos los atragantamientos accidentales son evitables.

Tenga muy en cuenta lo siguiente:[4]

  • Anime y enseñe al niño a masticar bien los alimentos.
  • No deje solo a un niño pequeño cuando está comiendo.
  • No deje que un niño ande, gatee o corra mientras come.
  • No permita nunca que estén a su alcance objetos peligrosos (botón, moneda, fragmento de un globo, partes pequeñas de un juguete, avellana y otros frutos secos, aceituna, uva, cereza, palomita de maíz, etc.).
  • Pequeños objetos muy usuales, como los globos de hinchar, pueden convertirse en armas mortales.
  • No pida (ni permita que le den) en los centros sanitarios guantes de látex o plástico para inflarlo y entretener a un niño
  • Advierta a todas las personas que participan en el cuidado de los niños estas precauciones; recuerde la palabra "nunca" del punto anterior.
  • Cuidado con los hermanos mayores, que pueden ofrecer pequeños objetos peligrosos al hermano pequeño con la intención de jugar.
  • Mantenga la casa "a prueba de niños".
  • Recuerde mantener estas precauciones también fuera de casa. En estas circunstancias se suele relajar la vigilancia, hay otras personas que pueden ofrecer al niño objetos peligrosos con ánimo de entretenerlos o contentarles.


Ir al comienzo

ReferenciasEditar


Ir al comienzo

Para saber másEditar


Ir al comienzo

Enlaces externosEditar

Estas direcciones se ofrecen a título informativo. No debe entenderse que las entidades citadas comparten alguna o ninguna de las recomendaciones de este texto.