Patología de la edificación/Fachadas/6.Suciedad./7.PREVENCIÓN DEL ENSUCIAMIENTO POR DEPÓSITO

7.PREVENCIÓN DEL ENSUCIAMIENTO POR DEPÓSITOEditar

Los factores que se deben modificar en la reparación son las propiedades internas de la fachada para conseguir disminuir al máximo tanto el depósito de partículas y su adhesión, como disimular (en el caso del color), lo más posible la suciedad acumulada. Dichos factores inherentes a la fachada son:

  • La utilización de texturas lisas y pulidas en zonas que pueden provocar depósito y acumulación de partículas como alfeizares de ventana, molduras y zonas como la zona de unión del edificio al terreno.
  • La geometría plana permite evitar el ensuciamiento diferencial según las zonas del edificio que sobresalgan, homogeneizando su aparición y disimilándola por su presencia continua.
  • Ya se ha visto anteriormente como los colores oscuros actúan a modo de camuflaje para la suciedad, comúnmente más oscura que las fachadas, siendo interesante el empleo de colores oscuros reafirmando las zonas menos expuestas a los agentes limpiadores y las zonas de depósito, controlando estas zonas y el modo de aparición de la suciedad.