Patología de la edificación/Entramados de madera/Forma

Otros protectores de la madera se presentan en forma de pastas, gases o spraysEditar

Pastas_

Compuestos por materias activas y un aglutinante. Se suelen aplicar a la madera por procesos de difusión.
Como materias activas pueden tener: FNa, Dinitrofenol y Arseniato sódico. Al introducirse el producto en la madera, parte del FNa y el Dinitrofenol quedan fijados, mientras que el resto de FNa y el arseniato reaccionan formando iones complejos tóxicos para los agentes patógenos de la madera.
En la reimpregnación de postes, en la zona de empotramiento en tierra, se aplican la madera en bandas húmedas que se aprietan sobre ésta. También se aplican a presión en orificios practicados en la madera. Entre los productos así utilizados, se pueden citar: Wykamol, Boracol 20 Boracol 40 y Borester (de boro).

Gases_

Ciertos gases biocidas se aplican a las maderas afectadas por organismos bióticos xilófagos, tras asilarlas del exterior. Se aplican, en el caso de madera atacada por insectos xilófagos en el momento del vuelo de los insectos perfectos.
Tienen un período de eficacia corto, y tras la salida de los gases de la madera, ésta queda sin protección alguna cara al futuro. Presentan un cierto grado de complejidad su aplicación, lo que unido al corto período de permanencia en la madera hace que tengan un uso específico en nuestro país, preferentemente para maderas pintadas, lacadas, etc.
Las principales materias activas usadas en estos gases, son: Ácido cianhídrico, Bromuro de metilo y de etileno, Cloruro de metileno, Óxido de etileno, Sulfuro de carbono y Divhlorvos.
Este último, se emplea situando bloques porosos con el impregnado, junto a la madera, antes de comenzar a volar los insectos xilófagos, reemplazándose anualmente.

Sprays_

Algunos protectores orgánicos se utilizan en forma de sprays, inyectándose a la madera en orificios previamente realizados en sus zonas afectadas. Entre estos productos, se puede citar, Xylophene.