Patología de la edificación/Cubiertas planas/Prevención

El estudio de los procesos patológicos y, sobre todo de sus causas, nos permiten establecer un conjunto de medidas preventivas destinadas a evitar la aparición de nuevos procesos. En la prevención habrá que considerar, sobre todo, la eliminación de las causas indirectas, que afectan a la fase previa del proyecto y ejecución, así como al mantenimiento.

Las causas indirectas son todos los factores inherentes a las unidades constructivas, como la composición química, la forma o la disposición, y que se deben casi siempre a un diseño defectuoso o a una mala selección. Una causa indirecta no es suficiente para que se produzca un proceso patológico, en general se necesita la combinación de varias causas indirectas y de diferentes tipos. Estos tipos podrían clasificarse de la siguiente manera:

  • DE PROYECTO. Se deben a errores en la elección del material, la técnica, el diseño y la disposición de los distintos elementos y unidades constructivas: La errónea elección del material o la falta de definición que conlleva un pliego de condiciones defectuoso e incompleto; la técnica y sistema constructivo inadecuado tanto en la elección del material como en la definición de la función que debe cumplir una unidad constructiva; el diseño defectuoso de un elemento constructivo, y la falta de estudio y diseño adecuados tanto de juntas como de materiales y elementos, que producirá a la larga filtraciones, desplazamientos y grietas.
  • DE EJECUCIÓN. Son aquellos factores que proceden de errores en la ejecución de una unidad constructiva y que no tienen relación con los errores de proyecto. Suelen, en líneas generales, ser debidos al incumplimiento de las condiciones técnicas (pliegos, especificaciones, normativas).
  • DE MATERIAL. Son los factores que proceden de errores durante la fabricación de un material determinado y que producen la pérdida de las características correctas de dicho material. Si un material específico no cumple las características físicas, mecánicas y químicas necesarias para la misión constructiva que le corresponde, el proceso patológico surgirá más pronto o más tarde.
  • DE MANTENIMIENTO. Son factores inherentes al mal uso de un edificio, por falta de un mantenimiento periódico apropiado o porque el edificio realiza funciones para las que no ha sido diseñado. En este tipo de causas en muy importante que el usuario tenga conciencia de que un correcto uso del edificio alargará su vida útil.

A continuación se exponen las posibles medidas preventivas que se podrían adoptar en la construcción de cubiertas planas, ordenadas según la lesión que pretenden paliar o evitar que se produzca en un futuro.


MEDIDAS PREVENTIVAS PARA GRIETAS Y FISURASEditar

Las grietas son aberturas longitudinales que afectan a todo el espesor de un elemento constructivo, estructural o de cerramiento y pueden ser de dos tipos

  • POR EXCESO DE CARGA. Son las grietas que afectan a elementos estructurales o de cerramiento al ser sometidos a cargas para las que no estaban diseñados.
  • POR DILATACIONES Y CONTRACCIONES HIGROTÉRMICAS. Son las grietas que afectan sobre todo a elementos de cerramientos de fachada o cubierta, pero que también pueden afectar a las estructuras cuando no se prevén las juntas de dilatación.

Las fisuras son aberturas longitudinales que afectan a la superficie o al acabado de un elemento constructivo. Aunque su sintomatología es similar a la de las grietas, su origen y evolución son distintos y en algunos casos se consideran una etapa previa a la aparición de las grietas. Subdividimos las fisuras en dos grupos

  • REFLEJO DEL SOPORTE. Es la fisura que se produce sobre el soporte cuando se da una discontinuidad constructiva, por una junta, por falta de adherencia o por deformación, cuando el soporte es sometido a un movimiento que no puede resistir.
  • INHERENTE AL ACABADO. En este caso la fisura se produce por movimientos de dilatación- contracción, en el caso de los chapados y de los alicatados, y por retracción, en el caso de morteros.

Los cambios de temperatura y humedad, acentuados en aleros y cornisas debido a su nivel de exposición, son el origen de grietas y fisuras en las cubiertas planas. Se pueden distinguir algunas variantes en función del elemento constructivo afectado, a saber

  • Grietas horizontales en el encuentro con forjado.
  • Grietas verticales en petos.
  • Fisuras en petos.

GRIETAS HORIZONTALESEditar

La dilatación del elemento horizontal que recibe la radiación solar directa empuja al peto de fábrica que descansa sobre él o, por lo menos está en contacto, y lo rompe horizontalmente por su punto más débil. Para evitar esta lesión, convendría colocar una junta de dilatación perimetral, de un tamaño suficiente para poder dejar libre de movimiento al elemento horizontal. Si incluso con esta medida de juntas, aparecen grietas horizontales, se pueden aplicar varias medidas para prevenir que la grieta venga a más:

-Marcando la grieta de una forma regular, como si se tratase de una junta de dilatación, con su correspondiente sellado.
-Tapando la grieta con un nuevo elemento constructivo horizontal tipo imposta, colocado de tal manera que siga permitiendo el libre movimiento del faldón y nos tape y selle la grieta.
 
Medidas preventivas a la aparición de grietas horizontales

GRIETAS VERTICALESEditar

En petos de fábrica y hormigón. Estas grietas son consecuencia directa de la falta de juntas de dilatación verticales en los petos, ya que al contraerse la fábrica o el hormigón después de una dilatación, suelen abrirse verticalmente en zonas intermedias o en puntos más débiles (esquinas y uniones con pilastras o elementos estructurales), sobre todo en las orientaciones Este y Oeste, las más castigadas por los cambios de temperatura. También puede producirse esta lesión por movimientos elásticos de la estructura portante, por lo que habría que proyectar una estructura rígida que no permitiera estos movimientos, o bien la independencia entre estructura y peto.

FISURAS EN PETOSEditar

Suelen aparecer, cuando se trata de materiales porosos, por cambios de humedad. Dichos componentes absorben el agua de lluvia y, al secar de un modo relativamente rápido debido a su nivel de exposición y a su estructura, provocan fisuras superficiales que pueden tener forma de mapa o vertical paralela. La medida preventiva a adoptar, pasaría por utilizar revoques de muy bajo coeficiente de absorción, o incluso la aplicación de algún tipo de sellante o hidrofugante sobre el mismo revoco. En zonas costeras donde el grado higrotermico es elevado, y se utilizan piedras decorativas con poro como remates de los mismos ancladas sobre hormigón; la armadura de anclaje acaba oxidandose , lo que se traduce en fisuras en la parte exterior y después desprendimientos

MEDIDAS PARA PREVENIR DESGASTES Y DESPRENDIMIENTOSEditar

En las cubiertas planas, las erosiones afectan en mayor grado al pavimento de las terrazas y a las albardillas de los petos. Estas erosiones pueden ser mecánicas (producidas por el uso de las terrazas: rozamientos, golpes…), físicas (provocadas por agentes meteorológicos: lluvia infiltrada, agua helada…) o químicas (si existen contaminantes que ataquen a los componentes de estas piezas). Como vemos, las erosiones son causadas por el uso y el paso del tiempo, por lo tanto casi imposibles de evitar, por lo que la mejor medida preventiva es la realización periódica de inspecciones de mantenimiento para la reparación o sustitución de las piezas deterioradas, así como el empleo de materiales adecuados para soportar el uso continuo de estos elementos y así alargar su periodo de vida útil.

Un desprendimiento se puede definir como la separación incontrolada de un material de acabado o de un elemento constructivo del soporte o base al que estaba aplicado. En ocasiones, sin embargo, puede desprenderse también el material que constituye la fachada. Evidentemente, esta patología implica dos consecuencias distintas: el deterioro funcional y estético y el peligro que representan los desprendimientos cuando caen en zonas por donde suelen pasar personas o vehículos. Normalmente, esta lesión se produce como consecuencia de lesiones previas. Por tanto, habrá que tener un especial cuidado en la realización de las partes de la cubierta que den a fachada, realizando correctamente los agarres entre elementos que constituyan el cerramiento. También es aconsejable la realización de inspecciones que prevean el riesgo de desprendimientos y así actuar antes de que estos ocurran.


MEDIDAS PARA PREVENIR HUMEDADESEditar

La prevención de estas lesiones dependerá casi en su totalidad de ciertos componentes del diseño: las pendientes de los faldones y su correcta distribución y los elementos de recogida y evacuación de aguas.

Las humedades específicas que constituyen procesos patológicos para este elemento constructivo son las humedades de filtración (que aparecen como consecuencia de la filtración de agua desde el exterior hacia el interior, produciendo goteras) y también las humedades de condensación.

HUMEDAD POR FILTRACIÓNEditar

En las cubiertas planas la estanqueidad se basa en una membrana impermeable que resiste por si misma la filtración de agua y que permite su permanencia en la cubierta hasta que vaya drenando por los sumideros. La filtración del agua se produce por una de las siguientes causas, siempre y cuando existan fisuras, poros y/o brechas (ocasionadas por diversas causas):

-Por gravedad
-Por presión hidrostática
-Por la presión del viento
-Por la energía cinética de la caída del agua
-Por capilaridad

Con el fin de asegurar la impermeabilidad y el drenaje de la cubierta, deben de tenerse en cuenta ciertos aspectos conflictivos:

-Continuidad de la membrana impermeable por solape y soldadura adecuados (una solución para las juntas podría ser: introducir un perfil de espuma de polietileno como fondo de junta, sellarla con masilla tixotrópica y colocando una banda de lámina polimérica adherida a los labios de la junta y formando bucle, con una anchura de unos 25 centímetros), así como una selección correcta del tipo de membrana en función del clima y del nivel de exposición.
-Independencia del tablero soporte de la membrana de la estructura y de los petos del edificio, con objeto de evitar esfuerzos de tracción. La impermeabilización horizontal debe ser independiente de la de los petos, protegiendo además esta discontinuidad mediante una zabaleta o mimbel perimetral; este solape deberá ser mayor de 15 centímetros. -Se deben introducir juntas de dilatación tanto en el tableo soporte como en la membrana impermeable, en función del material utilizado y del clima del lugar.
-Protección adecuada de la membrana impermeable, tanto ante la acción de la intemperie como a la de su uso. No es adecuado el uso de grava como relleno en cubiertas transitables, ya que pueden causar punzonamientos en la membrana impermeable; también hay que tener en cuenta el tránsito de personas en las cubiertas no transitables para funciones de mantenimiento, por lo que sería recomendable el uso de baldosas especiales que no dañen la membrana impermeable.
-Solución adecuada de sumideros y un número suficiente de los mismos para asegurar un drenaje fácil. Los sumideros deben llevar piezas de protección para evitar que se obturen y es conveniente revisar la embocadura de los desagües después de que el operario suelde la lámina impermeable, sobre todo si es de plástico el desagüe, así como la unión de la embocadura del desagüe con el resto de la instalación.
-Hay que tener precaución con los posibles anclajes que se puedan producir en la cubierta, ya que pueden producir perforaciones en la lámina impermeable, para lo que se deben proteger estos anclajes con un material impermeable flexible y compatible con el material de la lámina horizontal. Un especial cuidado requieren los anclajes de los tensores de las antenas de televisión, que provocan esfuerzos de tracción, factor que se puede solucionar colocándolos en dados de hormigón superpuestos al pavimento.
-Todos estos elementos deben revisarse y limpiarse periódicamente para asegurar su estanqueidad.
 
Medidas constructivas preventivas a la aparición de filtraciones en cubiertas planas
 
detalles de juntas de dilatación
 
Medidas constructivas preventivas a la aparición de filtraciones en cubiertas planas
 
Los anclajes son puntos débiles, por donde se puede filtrar agua si no se resuelve correctamente

HUMEDAD POR CONDESACIÓNEditar

Es la aparición de humedad en un cerramiento como consecuencia de la condensación del vapor de agua que tiende a atravesarlo para alcanzar, en algún punto de su recorrido la temperatura de saturación o de rocío en función de la presión de dicho vapor. Se pueden distinguir humedades de condensación de dos tipos:

  • De condensación superficial interior
  • De condensación intersticial dentro del cerramiento

Condensación superficial interior. Hay dos formas de evitar este tipo de humedades: aumentando la temperatura interior del local para que no se alcance la temperatura de rocío o bajando la presión del vapor de agua, ventilando el local. Por lo tanto, las medidas a adoptar serían las siguientes:

-Colocación de aislamiento térmico en la cubierta
-Creación de cubiertas ventiladas.

Condensación intersticial. Se evitan aumentando la temperatura de la sección por encima de la temperatura de rocío o disminuyendo la presión de vapor, con lo que baja la temperatura de rocío. Para conseguir estos efectos, se deben adoptar las siguientes medidas:

-Colocación de aislamiento térmico en la parte exterior de la cubierta.
-Creación de cubiertas ventiladas.
-Colocación de barrera de vapor en la cara inferior del faldón de la cubierta, previo estudio de si esta medida podría provocar condensaciones superficiales.

Otro tipo de humedades que se dan en las cubiertas planas, son las que se dan en las cornisas, pudiéndose distinguir varios casos en función del punto de aparición de la humedad

 
Sección adecuada para el detalle de albardilla
  • Por filtración por albardilla
  • Por encuentro entre faldón y peto
  • Por sumidero

Las medidas preventivas para evitar la filtración por albardilla, serán la elección de materiales y formas adecuados: materiales con un bajo nivel de absorción, con una pendiente adecuada para ayudar a resbalar el agua, solapados perfectamente con el plano vertical y con goterón para evitar que el agua resbale por los planos verticales; también hay que tener cuidado en colocar juntas de dilatación para evitar roturas por dilatación-retracción.

Las filtraciones en el encuentro de faldón y peto, se originan como consecuencia de unir sin solución de continuidad la membrana impermeable del faldón de la terraza con el peto. Para prevenir esta filtración, se debe proyectar una zabaleta perimetral, que haga independiente la impermeabilización del peto y faldón, pero quede totalmente solapada y protegida esta unión de láminas impermeables.

Las filtraciones por sumidero se deben por el mal funcionamiento del sistema de drenaje. Las medidas preventivas a tomar serán comprobar fehacientemente la correcta colocación de los sumideros y su solape con la lámina impermeable, así como un mantenimiento y limpieza periódicos que eviten el taponamiento del sumidero.




MEDIDAS PREVENTIVAS EN DEFORMACIONESEditar

En este tipo de cubiertas, aparecen fundamentalmente flechas en el forjado sustentante, provocadas por la rotura o debilitación de la estructura.

La primera medida preventiva, sería claramente realizar bien el dimensionado de la estructura, para que en esta no aparezcan grandes flechas, ya que estas introducen peligrosos cambios de pendiente, que pueden generar embolsamientos de agua, con el consiguiente aumento de peso y riesgo de originar filtraciones.

Si a pesar de todo, aparecen flechas, hay que tomar medidas preventivas a la aparición de bolsas de agua, cambiando la pendiente de los faldones para asegurar el correcto drenaje de la cubierta.

MEDIDAS PARA EVITAR EFLORESCENCIASEditar

Las eflorescencias son la cristalización en la superficie de un material de sales solubles contenidas en el mismo. El fenómeno se produce cuando el agua que se halla en el interior de un material, y que contiene una solución de esas sales, se evapora de manera relativamente rápida. Ésta se suele manifestar en forma de manchas blancuzcas que afean el aspecto exterior de los cerramientos y deterioran el material (las eflorescencias pueden ocasionar desprendimientos).

La eflorescencia, es una lesión secundaria, que puede hacer acto de presencia, en aquellas zonas afectadas por humedades. Por lo tanto, como primeras medidas preventivas se adoptarán todas aquellas descritas para la prevención de humedades. Otra medida a seguir, sería el empleo de materiales con baja absorción de agua, ya que es muy difícil que en ellos aparezcan eflorescencias, al no absorber agua en su interior. Como última medida, también se podría imprimir una protección superficial hidrofugante mediante sellados o pinturas, acordes con el material soporte.


MEDIDAS PREVENTIVAS ANTE ORGANISMOS Y SUCIEDADESEditar

Los organismos que pueden aparecer en las cubiertas planas, pueden ser de tres tipos:

  • Nidos de aves, colgando en las partes inferiores de molduras horizontales de las cornisas, con un efecto estético nocivo y con ocasionales erosiones químicas.
  • Colonias de mohos, también en la parte inferior de las molduras, y ocasionadas por humedad y porosidad adecuadas.
  • Musgos y gramíneas, que pueden aparecer en plataformas horizontales y rincones donde se acumule un volumen de tierra suficiente para enraizar.

La mejor medida preventiva para evitar la aparición de estos organismos, sería un mantenimiento, que estableciera una limpieza periódica que impidiera la acumulación de tierra en ciertas zonas, así como el establecimiento de nidos de aves. Para prevenir la aparición de moho, se llevarán a cabo las medidas preventivas para humedades, así como utilizar como sellante o acabado final pinturas fungicidas que dificulten la aparición de estas colonias.