Patología de la edificación/Cimentaciones/Muros/Causas materiales y mecanismos de deterioro

CAUSAS ASOCIADAS A PROBLEMÁTICA Y LESIONES ESTUDIADAS EN MUROS DE CONTENCIÓNEditar

- Giro excesivo del muro

Este problema se produce cuando el peso del alzado del muro, así como de la zapata, y del terreno que actúa sobre el talón de la misma no son suficientes para soportar el empuje de las tierras. Este factor se amplía en presencia de aguas en el terreno. Suele ocurrir cuando se construyen muros con anchura insuficiente para la contención de tierras, que una vez se satura el terreno de agua, ejerce empujes mayores que los que se habían considerado para su cálculo.

- Desplazamiento del muro

Los deslizamientos suelen coincidir con un movimiento de un estrato superior respecto a otro inferior. Esto puede ocurrir debido al tipo de terreno (en rocas como pizarras), como a la presencia de agua. La causa que más favorece al desplazamiento de la estructura es la falta de rozamiento entre la base de la zapata del muro y el terreno que hay bajo él. Puede también estar provocado por una sobrecarga sobre el terreno natural como consecuencia del relleno que se vierte sobre él.

- Desplazamiento profundo del muro

Esta problemática está asociada a la formación de una superficie de terreno profunda que desliza de forma más o menos circular. Es común que aparezca cuando existe una zona de tierras blandas bajo la cimentación.

- Deformación excesiva del alzado

Común en muros con poco espesor, debido a los empujes del terreno, que pueden estar provocados por una falta del cohesión o por la saturación del mismo, así como por la excavación en zonas próximas al muro.

- Fisuración excesiva

Esta lesión puede ser de gravedad sobre todo si es especialmente profunda, debido a su falta de observación desde el exterior.

- Rotura por flexión

Se producen cuando el muro de hormigón no es lo suficientemente rígido aunque esté correctamente armado, debido sobre todo al empuje del terreno, tanto diferencialmente como sobre toda la superficie sobre la que actúa, por las causas anteriormente señaladas. Otra causa posible es la presencia de un tipo de arcillas, que son las expansivas, con gran tendencia a la dilatación debido al agua, y que ejercen unas solicitaciones muy considerables.

- Rotura por esfuerzo cortante

Las causas son similares a las que se han nombrado para los esfuerzos de flexión.

- Rotura por esfuerzo rasante

Es también, como las anteriores una rotura debida a esfuerzos del terreno (presencia de agua, disminución de la cohesión, arcillas expansivas o rellenos), sin embargo tiene la particularidad de que se resuelve si el solape de las armaduras (forma de hacer que rellenos y zapatas funcionen como un elemento único) es suficiente, sin embargo si es insuficiente, podría causar mayores daños.

- Rotura por fallo de solape

La causa coincide con la rotura por rasante. El solape de la armadura deberá ser correctamente calculado para soportar los empujes y hacer el muro rígido, ya que esta es la zona que mayores esfuerzos cortantes y de flexión sufre.

- Asientos

Los asientos que más perjudican a las estructuras son los diferenciales, que se producen en zonas localizadas , por un descenso diferente entre dos puntos del edificio. Generalmente se deben a la aplicación de una tensión diferente a cada zona del terreno, así como a lavados del mismo, a empujes de arcillas expansivas o a las oquedades que se producirían en terrenos yesíferos, esto en cuanto a los terrenos. Sin embargo, en presencia del mismo terreno, un edificio cuyas cargas sean muy diferentes en distintas zonas pueden llegar a provocar este tipo de lesiones. Los asientos de conjunto son problemáticos, pero no tantos, a que los desplazamientos son generalizados y la estructura no sufre esfuerzos de ningún tipo.

- Retracción hidráulica y térmica

Las causas de estas lesiones se encuentran en el propio fraguado del hormigón, favorecida por la escasez de armadura longitudinal, así como por las condiciones medioambientales del lugar en el que se erija el muro de contención.

- Degradaciones del material por ataque del medio

Provocadas, como ya se ha señalado anteriormente, causadas por la presencia de grietas en el muro y agua en el terreno, que se filtraría por el interior de la estructura a través de las fisuras.