Patología de la edificación/Acabados y revestimientos interiores/Inspección y control

IntroducciónEditar

La detección de un proceso patológico en el mundo profesional suele tener como objetivo su solución, esto implica la reparación de la unidad constructiva dañada para devolverle su función constructivo- arquitectónica inicial

Para esto es necesario un estudio previo a cualquier actuación, lo que podríamos definir como un análisis exhaustivo del proceso patológico.

Realizaremos un recorrido general de los métodos a utilizar a través de las lesiones más comunes que afectan a los paramentos de un edificio.

  • Humedad
  • Ensuciamiento
  • Grietas y fisuras
  • Eflorescencia
  • Organismos (agente causante)
  • Erosión

HumedadEditar

Podemos considerarla, en términos generales, como una lesión de muy generales muy fácil en su estudio, dada la claridad de su aparición y de su evolución y, por tanto, la transparencia del proceso, que suele permitir, con cierta rapidez, la localización de sus causas a partir de una inspección casi visual de sus síntomas. A pesar de ello, conviene llevar a cabo un breve análisis de los diferentes tipos de diagnóstico.

Humedades de ObraEditar

En este caso, sólo puede aparecer a continuación de terminado esta, por lo que habría que descartarlo en edificios no recientes. No obstante; es muy fácil confundirla con humedades de condensación por su localización y distribución. Ya que suele ser general en un paño , o concentrarse en puentes térmicos que coinciden con rincones y puntos de secado más lento. Por ello, siempre que pueda haber coincidencia entre estos dos tipos de humedad habrá que realizar un estudio de posibilidad de condensación.

Deberemos realizar un secado del cerramiento, bien por aireación natural, bien forzado mediante deshumidificadores o calentadores, y llevar a cabo un seguimiento de la humedad mediante aparatos adecuados ( humidímetros o higrómetros ) que nos indiquen el proceso de secado. Ello implicará un tiempo determinado, con mediciones periódicas hasta el secado suficiente, y manteniendo a pesar de períodos lluviosos o de uso continuado del local.

Como medida general, deberíamos asegurar que el cerramiento se mantiene seco durante unos treinta días después de terminado el secado y a pesar de seguir el local en uso o en un nuevo período de lluvias. Sólo entonces podremos afirmar que la humedad lo era de obra.

A su vez podríamos realizar un cálculo de tiempo de secado natural para saber si se trata de una fuente de humedad distinta a la de la obra. En efecto, si consideramos que ha transcurrido un tiempo de secado superior al que le correspondería al material constitutivo del cerramiento en cuestión y a su espesor, tanto mediante secado natural como artificial, podremos deducir que existe un foco de humedad distinto.


Humedades de CapilaresEditar

En el caso de humedad de capilaridad debemos distinguir varios casos.

En los arranques de muros y en contacto con terrenos puede existir la confusión con humedad de obra, o puede darse también con humedad accidental por rotura de tuberías enterradas. En la primera si no conseguimos eliminar la humedad con los sistemas de secado o aparece de nuevo en periodo de lluvias , podemos considerar segura la capilaridad. En la segunda, habrá que analizar la documentación técnica para poder conocer la posible existencia de conductos enterrados en la zona. En cualquier caso, primero habría que comprobar la existencia de barrera impermeable y del drenaje adecuado. De no existir la capilaridad es más que probable.


Humedades de FiltraciónEditar

En este caso el diagnostico suele ser algo más complicado.

En los paños ciegos puede existir confusión con otros tipos de humedades, sobre todo, de obra, de condensación y, cerca de los arranques , de capilaridad, incluso, esporádicamente, con humedades accidentales , por lo que se requiere un análisis meticuloso. En primer lugar, habrá que conocer la porosidad de los materiales constitutivos de la fachada y, sobre todo, el coeficiente de absorción de la capa exterior, para ver las posibilidades de filtración. Además conviene analizar la existencia de puntos conflictivos como :

  • Existencia de grietas y fisuras localizadas
  • Falta o defecto puntual de material de acabado exterior
  • Existencia de acumulaciones de agua importantes, como jardineras , etc


Humedades de CondensaciónEditar

Si se produce dentro del espesor del cerramiento, la confusión es mas probable, sobre todo con las humedades accidentales, aunque su identificación es fácil cuando se trata de puentes térmicos, debido a su localización tan concreta. En cualquier caso, será necesario el estudio de los gradientes de temperatura y de los enlaces constructivos, tanto para ver la posibilidad de condensación intersticial, como para identificar puentes térmicos. Si el estudio no da resultado positivo , buscaremos otras posibles causas, sobre todo, conductos embutidos en fachadas o en bordes de forjados.


Humedades AccidentalesEditar

Si sospechamos estar ante una humedad accidental, confundible con algunas de las anteriores, deberemos estudiar la documentación técnica para detectar la presencia de conductos y su posible sujeción incorrecta, posible origen del accidente . Si dicha documentación es insuficiente , podremos recurrir al uso de detectores de metales embebidos ( ¨pachómetros ¨) o al método más directo de la cala.


EnsuciamientoEditar

Estamos ante una de las lesiones más frecuentes en fachadas urbanas, en muchas ocasiones sus síntomas son confundibles con los de otros procesos patológicos , tales como las erosiones químicas, los organismos o la propia humedad.

Estudios PreviosEditar

Partículas ContaminantesEditar

Necesitamos gacer simultáneamente, un estudio fisicoquímico de las partículas depositadas , junto con un análisis de la contaminación ambiente

El primero tendrá como objeto delimitar el tipo de partículas depositadas, tanto en la superficie como en el interior de los poros. Serán estudios fisicoquímicos con el uso de microscopios y reactivos de identificación.

El conocimiento de la contaminación ambiental posible en la zona nos permitirá acotar la identificación de las partículas encontradas en el estudio anterior. El conocimiento de esa contaminación lo obtendremos de los estudios periódicos que suelen llevar a cabo los organismos municipales correspondientes.


Climatología y Nivel de ExposiciónEditar

El estudio del clima debe comprender el de los vientos dominantes y su intensidad, por un lado, y el del régimen anual de lluvias, así como el de la pluviometría asociada al viento. Ello nos permitirá comprender los niveles de exposición a que pueden estar sometidos las diversas fachadas y las distintas partes de una misma fachada según su orientación y su situación.


Además de esos datos generales , y con el objeto de conocer los niveles de exposición de nuestra fachada , conviene estudiar su localización respecto a los edificios próximos.


Textura y Geometría de la FachadaEditar

Son dos de los agentes condicionantes más importantes en el proceso de ensuciamiento.

En cuanto a la textura, deberemos conocer su compacidad y su coeficiente de absorción superficial, así como el tipo de relieve.

En cuanto a la geometría .debemos identificar por zonas , la inclinación de los distintos planos . así como la existencia o no de discontinuidades entre ellos . Asimismo, deberemos conocer la disposición de todo tipo de molduras y de dibujos que puedan altera el curso del agua sobre la fachada.

Sería interesante conocer el color que tenía originalmente la fachada para determinar el contraste entre las partes sucias y limpias


Grietas y FisurasEditar

IdentificaciónEditar

Identificar si se trata de una grieta o de una fisura y, dentro de cada una, el tipo según el material afectado y según la causa que lo ha provocado.

Deberemos anotar al menos :

  • las unidades constructivas afectadas
  • los materiales afectados, el tipo de acabado del cerramiento
  • la situación relativa de la lesión en la unidad
  • la forma y disposición


Evolución temporalEditar

ComienzoEditar

En primer lugar deberemos tratar de descubrir el momento de aparición de la lesión. Para ello debemos buscar indicios como la limpieza de los bordes o labios de la grieta en cuestión. Si están limpios y cortantes indican que se ha producido recientemente. Por el contrario, unos bordes romos y llenos de polvo, son indicios de que la grieta es antigua.

A continuación, debemos tratar de relacionar la lesión con algún hecho concreto que nos de idea de su origen, Analizaremos si ha habido movimientos estructurales, cambios de uso con aumento de cargas o sobrecargas, modificaciones constructivas o fenómenos meteorológicos.


MovilidadEditar

Se basa en conocer la separación o aproximación más o menos periódica de los bordes de la grieta , tanto en la magnitud como en el tiempo. Existen varios procedimientos.

Sistema tradicional aunque poco preciso, es el de los tarjetones o testigos de yeso. Su misión es conocer si la grieta sigue abriéndose y se basa en la fragilidad del yeso y su rotura al menor movimiento de la grieta .Para ello es necesario que el tarjetón sea muy fino (inferior a 2 mm) y este bien adherido a los lados.

Con este sistema sólo se puede comprobar si la grieta se sigue abriendo pero no si se abre o se cierra.

Los sistemas más actuales se basan en unos aparatos de medición denominados extensómetros que son capaces de medir movimientos con precisión de milésimas de milímetro y pueden hacerlo por procedimientos mecánicos o eléctricos. Para su utilización se suelen recibir sendas plaquitas metálicas a ambos lados de la abertura ,pegadas, normalmente, con resina epoxi, donde se hacen unas marcas paralelas para medir la distancia entre ellas.

En cada caso, en función de la solución constructiva, podemos establecer un porcentaje de movilidad de la grieta, por debajo del cual podremos considerar la grieta estabilizada.

Algo similar podemos establecer en las fisuras, excepto para las debidas a retracción hidráulica durante el fraguado, que si llegan a estabilizarse totalmente.


Características físico- mecánicasEditar

Será interesante la resistencia a la compresión y a flexotracción mediante la obtención de muestras de los propios elementos constructivos.

En azulejos y piedras de acabados , será relativamente sencillo obtener las probetas directamente de las mismas. El caso de los morteros de agarre será el más difícil , Ya que los espesores no nos permitirán obtener testigos, por lo que habrá que recurrir a los ensayos no destructivos o su reproducción.


Además de los ensayos mecánicos, será conveniente realizar algunos físicos, con objeto de conocer su porosidad y coeficiente de succión ,que nos darán datos sobre su posible dilatación. También deberíamos realizar algún ensayo químico para conocer los componentes q puedan realizar modificaciones de la estructura fisicoquímica del material

Disposición constructivaEditar

Al ser la construcción un proceso aditivo, y al originarse muchas grietas como consecuencia de empujes de una unidades a otras o de separación de las mismas , será fundamental conocer la disposición constructiva de los elementos afectados.

Para esto reproduciremos gráficamente los detalles constructivos afectados, bien obteniéndolos directamente en las unidades constructivas lesionadas, realizando calas o bien consultando los documentos de proyecto.

EflorescenciasEditar

Al tratarse de una lesión secundaria , el diagnostico deberá especificar la lesión previa que ha originado el proceso patológico en cuestión, lesión previa que, que como sabemos , es siempre una humedad.

Estudios previosEditar

Humedad previaEditar

Detectar la , o las, humedades que han originado la lesión, analizando, específicamente , el recorrido del agua.


Materiales afectadosEditar

Establecer, con la máxima precisión , cuales son los materiales afectados por la humedad en su recorrido desde el origen de la misma hasta el punto o zona exterior donde se ha producido la eflorescencia. Cualquiera de ellos puede contener las sales que , disueltas, son arrastradas por el agua hasta recristalizar.


Determinación de la sal cristalizada y su origenEditar

Mediante análisis químicos. detectar la, o las, sales cristalizadas. Una vez conocidas, tratar de identificarla con alguna de las que pueden contener los materiales afectados.


PeriodicidadEditar

Suele ser útil estudiar la periodicidad de aparición de la lesión, si la hay, o cuanto menos, el momento de comienzo de la eflorescencia, con el objeto de confirmar la humedad origen del proceso, así como el material que actúa de foco de la sal cristalizada.


OrganismosEditar

Ataque de animalesEditar

insectos xilófagosEditar

  • Inspección visual de toda la madera afectada
  • Identificación del tipo de madera

Esta inspección visual conviene completarla con toma de muestras para su estudio en laboratorio, o con la ejecución de taladros para aumentar la superficie de inspección, y siempre con comprobaciones de humedad ( humidímetros). Existen también algunas técnicas especiales para una inspección más completa

Radiografías Detección acústica de zonas de insectos Ultrasonido para detectar cavernas Endoscopia

  • Identificación del insecto atacante

Para ello, observaremos el tipo de ataque sufrido por el elemento leñoso en cuestión y , de ser posible, analizaremos también alguna larva o insecto adulto. Estos estudios podrían requerir laboratorio.


Animales de porteEditar

Las lesiones producidas pro este tipo de animales requieren un seguimiento en el tiempo, sobre todo si la acción del animal sigue permanente.

  • Identificar el animal
  • Identificar la lesión ya sea una erosión mecánica o un ataque químico
  • Establecer la periodicidad del ataque y su posible eliminación.


Ataque de vegetalesEditar

Hongos sobre maderasEditar

  • Inspección visual, con localización y evaluación de daños
  • Identificación del tipo de madera
  • Identificación del hongo, requiere laboratorio


Aparición de mohosEditar

Debido a que su aparición requiere la presencia de humedad previa, deberemos identificar :

  • tipo de moho
  • tipo de humedad que ha permitido la aparición de la colonia


Plantas de porte, musgos y líquenesEditar

La identificación será esencial y nos permite conocer su origen. También conviene analizar la situación constructiva del elemento para tratar de establecer el proceso patológico en el tiempo, esto implica :

  • textura superficial del material
  • nivel de protección del elemento
  • periodicidad, o falta de mantenimiento para la necesaria acumulación de tierra o suciedad.

En el caso de las plantas de porte, resulta fundamental identificar la lesión secundaria consecuencia del ataque del vegeta, sea simple erosión, sea la aparición de grietas ,que a su vez, son origen de humedades.


ErosiónEditar

PrediagnósticoEditar

Procederemos a realizar una observación visual de la lesión que nos per5mita determinar el carácter del proceso, con objeto de adelantar un prediagnóstico del tipo de erosión ; mecánica, física o química.

Deberemos considerar :

  • Material afectado
  • Zona geográfica y climática
  • Localización de la lesión en el cerramiento
  • Nivel de exposición de las zonas afectadas
  • Coincidencia con otras lesiones, sobre todo humedades

En función de este prediagnóstico seguiremos la toma de datos.


Erosiones mecánicasEditar

Habría que determinar los posibles agentes erosionantes como causas directas ,así como los posibles errores de selección del material o de su colocación como indirectas.

Habrá que estudiar las condiciones eólicas y posibles partículas de arrastre en la zona.

Si se trata de zonas próximas a vegetación o se detecta la presencia de plantas de porte como lesión previa, deberemos estudiar su tipo y la existencia de grietas o fisuras.

Ya como indirectas analizaremos :

  • Dureza superficial del material acabado
  • Protección existente en esquinas en zonas bajas y disposición relativa de los distintos elementos del acabado.
  • Ejecución del cerramiento y su acabado


Erosiones físicasEditar

Como causa directa mas frecuente tendríamos las humedades previas lo que convierte a este tipo de erosión en lesión secundaria. Esto cubre parte de las indirectas pero a su vez deberíamos analizar otros aspectos :

  • Resistencia del material a la helada
  • Coeficiente de dilatación térmica potencial
  • Coeficiente de dilatación por humectación


Erosiones químicasEditar

Igual que la anterior se trata de una lesión secundaria ya que le antecede ,normalmente una humedad previa, o bien en le caso de las erosiones biológicas, la existencia de un organismo como lesión.

Aunque de igual manera que en el caso anterior ,cobran importancia los datos químicos relativos al material y a la lesión en si ( costras, pátinas,...) ,deberemos considerar

  • Tipo de alteración
  • Material afectado, realizando un análisis petroquímico y mineralógico del acabado del cerramiento sobre el que se produce la lesión.
  • Alteración propiamente dicha, con la realización de análisis químicos de la misma para así poder determinar su composición y proceso de aparición