Montañismo/Peligros

LOS PELIGROS DE LA MONTAÑAEditar

Indudablemente que todos sentimos temor al pensar que al escalar una montaña encontraremos alguna dificultad que pondrá a prueba nuestra integridad física y moral. Este temor es hasta cierto punto justificado, porque efectivamente la montaña tiene varios fenómenos que comúnmente se le conocen como peligros.


Estos peligros se clasifican en OBJETIVOS Y SUBJETIVOS.


PELIGROS OBJETIVOSEditar

Son los de origen natural (físicos o meteorológicos), como caídas de piedras (roca mala, aludes, mal tiempo, etc.):

  1. Roca mala.- Son desprendimiento de piedra por desequilibrio al recibir el peso de la nieve o del escalador. El escalador que pase por una zona de caídas de piedras deberá avanzar con mucha precaución estudiando los agarres, sin moverse bruscamente y de ser posible repartir su peso en varios puntos de apoyo y de agarres.
  2. Nieve.
    1. Grietas y puentes, las primeras son profundas por el movimiento del glaciar y los segundos se forman sobre las primeras por las nevadas continuas. Para atravesar una zona de grietas hay que hacerlo por los puentes explorando esto previamente, sondeando con el piolet (de preferencia que sea largo) y únicamente un integrante de la cordada, a la vez que el resto lo asegurara por si el puente cede durante la travesía. También es recomendable hacerlo a temprana hora ya que el calor solar ablanda la nieve y puede ceder mas fácilmente. En el caso de que no haya algún puente se deberá atravesar descalando y escalando por las pendientes mas seguras.
    2. Aludes.- Es el desprendimiento de una masa de nieve ocasionado por el excesivo acumulamiento de esta en una zona, o por gravedad y ruptura de equilibrio. Hay aludes de superficie y de fondo.
      • Alud de nieve polvo.- Es el desprendimiento de nieve reciente en pendientes pronunciadas.
      • Alud de nieve fresca.- La masa de nieve de este alud baja rodando irregularmente es de fondo, aunque puede ser también alud de superficie.
      • Alud de nieve mojada.- Es la nieve que se desprende por el peso que alcanza, ya que es nieve contraída fenómeno producido por el sol y las nevadas.
      • Alud de placas.- El alud mas peligroso que existe, es una capa de nieve en la superficie, que esta encima de otra capa y ente ambas hay aire que impide se solidifiquen entre si; son fácilmente confundibles con nieve buena (sobre todo después de una nevada), se le reconoce por su apariencia de color mate y su consistencia apretada, justamente en forma de placa. La forma de evitar los aludes es atravesar las zonas probables rápidamente y subir las pendientes lo mas directo posible.
  3. Mal tiempo. Se presenta de la siguiente manera:
    1. Tormenta. De lluvia, frió y viento, hay que buscar un refugio próximo (albergue, cueva, etc.).
    2. Niebla.- Ocasiona sobre todo la desorientación, se contrarresta conociendo perfectamente la ruta o con la ayuda de la brújula.
    3. El viento caliente.- La luz solar ablanda la nieve y puede ocasionar aludes o caídas de puentes es la razón por la que se recomienda caminar sobre este terreno a temprana hora.
    4. Tormenta eléctrica.- Representado por el rayo. Es el único peligro que no se puede contrarrestar pero se recomienda alejarse de aristas o cumbres y sentarse juntando las piernas al cuerpo y hacerlo sobre el cable para que nos aísle de la corriente eléctrica; también se recomienda buscar refugio (cueva) profundas y alejarse de grietas que desciendan sobre la pared, porque resultan un magnifico corredor de electricidad.


PELIGROS SUBJETIVOSEditar

Son los de origen estrictamente humana, es decir ocasionados por el mismo escalador ejemplo: falta de entrenamiento (fatiga, mal de montaña, etc.), desconocimiento de la ruta y dificultad de esta, falta de preparación técnica, equipo inadecuado o falte de este, etc.


Para evitar estos peligros solo hay una solución; usar la inteligencia, prepararse tanto física como mental y técnicamente, medir la dificultad de la ruta que se proyecta y llevar el equipo apropiado para esta.