Marcha/Introducción

MARCHA ATLÉTICAEditar

La marcha atlética es una progresión de pasos en los que el atleta se mantiene en contacto con el suelo. La pérdida de este contacto no se debe percibir a simple vista.

La pierna que avanza debe estar extendida a nivel de la articulación de la rodilla, desde que el pie entra en contacto con el suelo sobre el talón, hasta que se halla en posición vertical.

Las distancias oficiales de marcha atlética son 20 km para ambas ramas y 50 km. Para varones

La técnica de la marcha atlética procede de nuestra forma natural de caminar, pero con variaciones específicas que permiten cumplir con las normativas del reglamento y lograr un movimiento más eficiente.

Todos los marchistas deben adoptar una misma técnica o corren el riesgo de ser descalificados. Sin embargo cada marchista adapta esta técnica a sus características individuales, adquiriendo un estilo propio de marcha.

Los marchistas deben poseer una buena postura, gran capacidad volitiva y capacidad de esfuerzo, un buen sentido del ritmo, gran movilidad articular en las caderas, óptimos niveles de fuerza en el tren superior y buena capacidad aeróbica.