Historia del Partido Comunista Paraguayo (1928-1990)/Era Stronista/Latifundismo

Necesidad de transformaciones profundasEditar

Seguidamente, el Informe del 19-21 febrero/55 acentúa una cuestión que tiene que ver con la necesidad de los cambios profundos, plenamente válida para la actualidad en que, tanto desde el Gobierno de Rodríguez como desde ciertos sectores de los partidos de la burguesía, se aboga por una mera democracia política, sin contenido socio-económico, eludiendo la causa profunda de la crisis.

«El fondo de esta crisis..., es la permanente crisis de producción. Es la crisis de toda la vieja organización económica y social de nuestro país. Es la crisis del latifundio señorial (estancia) y de la explotación semi-colonial (empresas extranjeras).»

Hay que agregar -hoy- que se ha sumado al «latifundio señorial», el latifundio prebendario de los grandes ladrones públicos, enriquecidos durante el stronismo con decenas de miles de hectáreas de montes y tierras fértiles, de regalo vía IBR, a precio vil, como el caso -entre muchos- del general Brítez, ex jefe de Policía de la dictadura stronista por mas de treinta años que confesó impúdicamente por boca de su abogado haber comprado miles de hectáreas de tierras a 1 (un) guaraní la hectárea. Hay más de ocho millones de hectáreas de tierras fértiles transferidas por IBR (léase Juan Manuel Frutos, líder anti-comunista mundial) a testaferros de la dictadura, según datos proporcionados por el actual director, B. Nikiphorof, sin que se promueva procedimiento alguno para su recuperación a los fines de la «reforma agraria integral», demagógicamente pregonada.

En cuanto a la «explotación semi-colonial» de las empresas extranjeras, se trata, fundamentalmente, de las transnacionales de la soja y del algodón, adquiridos a precio de despojo de los campesinos.


anterior: Toda la nación contra una minoría privilegiada | Indice de Contenido | siguiente: ¿Quiénes se aprovechan de la crisis?