Escultismo para muchachos/Comienza la aventura

La aventura de ser ScoutEditar

Todo comienza en el momento de tu promesa, en la cual prometes seguir el escultimo como base de tu vida acorde con sus valores, principios y normas. No para solamente contigo, sino para con todos (me refiero a que la promesa no sólo es una promesa contigo mismo sino con el resto de scouts, no de tu grupo, zona o país, sino con cualquier hermano scout, sea del sitio que sea). A partir de ahí no es que termine tu camino sino que empiezas la aventura. La aventura de ser Scout.

Una vez Scout siempre Scout.