Electricidad/Electrostática/Introducción al Fenómeno Eléctrico

Todos de alguna manera estamos familiarizados con la electricidad.

La utilizamos a diario para hacer funcionar nuestras herramientas, desde artículos de tocador hasta complicadas herramientas laborales. Necesitamos de la electricidad hasta tal punto que no concebimos una vida sin ella y cuando por alguna razón nos falta tratamos igualmente de encender la llave de luz o prender el televisor, dando muestra de lo asumido que tenemos su uso.

¿Pero qué es esa extraña fuerza que no ocupa espacio y que sabemos que puede ser hasta peligrosa?

Cuando nos ponemos a pensar realmente qué es, raramente llegamos a buen puerto.

Sin duda podemos decir que la electricidad es un fenómeno físico originado por cargas eléctricas estáticas o en movimiento y por su interacción. Esto nos dice que existe un "ente" físico que denominaremos, por ahora, carga eléctrica que se desplaza o no por el espacio que nos rodea y, estando en reposo o en movimiento, interacciona con otras cargas eléctricas originando así las fuerzas que nosotros percibimos.

Ahora bien, sabemos que toda la materia que nos rodea está formada de alguna forma, por "pequeñas partículas", que juntas dan forma a nuestro mundo conocido. Pero... ¿Cómo es que esas partículas interaccionan entre sí para unirse o separarse?

Es en este punto donde la electricidad empieza a tomar interés.

Primero comenzaremos por definir que son esas "pequeñas partículas" que forman la materia.

ÁtomosEditar

Llamamos átomos a la unidad más pequeña de un elemento químico que mantiene su identidad o sus propiedades, y que no es posible dividir mediante procesos químicos.

El concepto de átomo como bloque básico e indivisible que compone la materia del universo ya fue postulado por la escuela atomista en la Antigua Grecia. Sin embargo, su existencia no quedó demostrada hasta el siglo XIX. Con el desarrollo de la Física nuclear en el siglo XX se comprobó que de hecho el átomo se puede subdividir en partículas más pequeñas.

La teoría aceptada hoy es que el átomo se compone de un núcleo, formado por protones y neutrones, alrededor del cual se encuentran una nube de electrones.

¿Pero por qué los electrones se quedan "dando vueltas" alrededor del núcleo y no se escapan libres por el espacio?

Fue C.F. Du Fay quien demostró que existían "dos tipos de electricidad" una se llamó positiva y la otra negativa.

El hecho es que dos objetos que están cargados positiva y negativamente se atraen, mientras que si los dos están cargados con el mismo tipo (o signo) de electricidad se repelen.

Ahora podemos decir que los protones del núcleo tienen carga positiva, mientras que los electrones negativa. Los neutrones son precisamente neutros, es decir, que no se ven afectados por los fenómenos eléctricos.

Es por ésto que los átomos pueden interaccionar con otros átomos, uniéndose y separándose, formando nuevas substancias, y así ensamblar el mundo que nos rodea.