Artes culinarias/Ingredientes/Vino

El vino es una bebida obtenida mediante la fermentación alcohólica del mosto o zumo de uva. Se puede beber solo o junto a la comida. Gastronómicamente es apreciado para hacer guisos, pues da un sabor característico.

A la hora de cocinar el más habitual es el blanco o variedades específicas de este como el chacolí, ribeiro, albariño. También son muy usados vinos como el Oporto o el Jerez, en cualquiera de sus variantes. El vino tinto, por su sabor más fuerte, donde más se utiliza es en preparaciones de caza, donde compite de igual a igual con el marcado sabor de ésta. El alcohol presente en el vino desaparece rápidamente al cocinarlo, ya que es el primero que se evapora al calentarlo.

Se distinguen tres tipos de vino:

Vino tintoEditar

Son los elaborados mayoritariamente a partir de uvas tintas. Se suele clasificar en:

  • Joven: Menos de seis meses en barrica.
  • Crianza: Al menos seis meses en barrica y otro tanto en botella.
  • Reserva: Al menos un año en barrica y dos en botella.
  • Gran Reserva: Más de un año en el barril y más de dos en botella.

Vino rosado o clareteEditar

Son vinos elaborados con uvas tintas en los que se permite una cierta maceración de la uva antes del prensado del mosto, de esta forma el mosto toma algo de color. Luego se fermenta el mosto filtrado.

Vino blancoEditar

Se pueden elaborar con uvas blancas o tintas, en este segundo caso separando el mosto del hollejo inmediatamente, para que no le de color. En general la fermentación se realiza con mosto filtrado (separado de hollejos, pepitas, raspones, etcétera), y aunque no es frecuente añejarlo, existen vinos blancos con crianza.

PresentaciónEditar